Ana-Belén Montero

Cómo construir fácilmente un horno de leña para cocer cerámica – parte 2

Hornos de leñaAna-Belén MONTEROComment

Aquí os detallo la forma de construir el horno de leña que os presenté en la parte 1. Indicaré también las modificaciones que le hice para poder cocer a altas temperaturas ya que os recuerdo que me basé en uno que construí en un primer momento para bizcochar y para rakú.

Preparar los cimientos o base: 

Lo primero es asegurarse de que se tiene una base perfectamente plana y nivelada. Verificadlo bien ya que la estabilidad del horno dependerá en gran parte de ello. Hacer una base de hormigón. Se puede recubrir esta base con bloques que puedan aislarla (yo usé bloques de hormigón como veis en la foto aunque creo que me hubiera podido saltar esta etapa ;-) ). Terminar con ladrillos refractarios como se ve en la foto.

Base horno de leña

La superficie a cubrir dependerá por supuesto del tamaño que se desee aunque en mi caso, para más facilidad, me basé en el tamaño de la placa refractaria que tenía para hacer la base de la cámara de mi horno. Es fácil ya que basta con poner la placa sobre los ladrillos refractarios de la base y añadirle el grosor de un ladrillo todo alrededor y en la parte opuesta a la zona de carga (que será también la parte donde estará la chimenea como se ve en el plano) se deja un espacio para que pasen las llamas.

 Se ve en el suelo la placa que servirá de separador entre la cámara de combustión y la cámara de cocción. Se ve también a la izquierda que la pared del horno está separada unos 15 cm o así de la placa para que las llamas puedan pasar. A la derecha, se empieza a ver el hueco para la carga de la leña.

Se ve en el suelo la placa que servirá de separador entre la cámara de combustión y la cámara de cocción. Se ve también a la izquierda que la pared del horno está separada unos 15 cm o así de la placa para que las llamas puedan pasar. A la derecha, se empieza a ver el hueco para la carga de la leña.

Una pared del espesor de un ladrillo refractario es suficiente para cocer a baja temperatura. Si se quiere construir un horno para alta temperatura, basta con prever una base de superficie ligeramente mayor. En ese caso tendremos que elegir entre dos opciones:

  • Construir el horno con doble pared o

  • Construirlo con ladrillos puestos no a lo largo, sino a lo ancho para que el ancho de la pared sea mayor.

 A la izquierda, los ladrillos están puestos a lo ancho; a la derecha, a lo largo.   (*)

A la izquierda, los ladrillos están puestos a lo ancho; a la derecha, a lo largo.  (*)

 Doble pared con ladrillos puestos a lo largo - es la primera posibilidad.   (*)

Doble pared con ladrillos puestos a lo largo - es la primera posibilidad.  (*)

 Pared de ladrillos puestos a lo ancho - la segunda posibilidad que os recomiendo para mayor estabilidad y aislamiento óptimo. (*)

Pared de ladrillos puestos a lo ancho - la segunda posibilidad que os recomiendo para mayor estabilidad y aislamiento óptimo. (*)

El que yo construí tenía doble pared – me resultaba más barato ya que la pared exterior estaba construida con ladrillos de barro cocido (de los de construir casas). Los ladrillos refractarios tienen un costo mucho mayor. Sin embargo, con la experiencia que tengo hoy aconsejaría la construcción con ladrillos colocados a lo ancho. Esta opción fue también, lo he comprobado hace unos años, la que eligió el ceramista francés Alain Valtat en uno de sus libros en la que describía este tipo de hornos.

Aquí tenéis unas fotos!

Seguiré las explicaciones en el siguiente artículo!

 

 Aquí veis el interior de mi horno cuando lo estaba construyendo: se ven las columnas que sostendrían la placa refractaria separadora y en blanco, los ladrillos aislantes de alta temperatura que determinan el hueco de carga de leña primario. Justo encima, el hueco que se ve entre los ladrillos será el de carga de leña secundario.

Aquí veis el interior de mi horno cuando lo estaba construyendo: se ven las columnas que sostendrían la placa refractaria separadora y en blanco, los ladrillos aislantes de alta temperatura que determinan el hueco de carga de leña primario. Justo encima, el hueco que se ve entre los ladrillos será el de carga de leña secundario.

 Este horno del mismo tipo que el que estoy describiendo se construyó con doble pared de ladrillos refractarios de alta temperatura.

Este horno del mismo tipo que el que estoy describiendo se construyó con doble pared de ladrillos refractarios de alta temperatura.

 (*) Ref.: Fotos de "The Kiln Book" de Frederick L. Olsen, Krause Publications, Third Ed., 2001.